banner reder 2

Manifiesto REDER16/2012

REDER defiende la atención sanitaria pública, universal y sin repagos, por lo tanto, está en contra de cualquier tipo de red paralela al Sistema Nacional de Salud.

REDER considera - y así lo recoge la Constitución española- que es obligación del Estado -incluidas las Comunidades Autónomas - proveer de servicios sanitarios para toda la población en base a los mismos criterios de calidad.

Para REDER, cualquier cambio de modelo sanitario debe ser fruto de un consenso social y debe hacerse con las suficientes garantías democráticas.

REDER reivindica que la sanidad no es un negocio. La tendencia a su privatización implica necesariamente una desprotección de las capas más vulnerables de la población, que no pueden proporcionar los márgenes de beneficios deseados por las empresas aseguradoras.

REDER entiende que la Atención Primaria es el eje central del Sistema Nacional de Salud, donde se pueden prevenir y disminuir las desigualdades socioeconómicas y promover una sociedad más equitativa. Por este motivo, defendemos que la accesibilidad de los inmigrantes a la Atención Primaria debe ser prioritaria. Asimismo, la inversión en sanidad debe priorizarse sobre otras partidas presupuestarias públicas.

REDER tiene la particularidad de ser una iniciativa que busca la derogación de una ley desde “abajo” hacia “arriba”, recogiendo las necesidades de la sociedad española afectada por el RDL 16/2012. Considera importante determinar cuáles son los efectos prácticos y cotidianos del RDL 16/2012, que superen la retórica política y las reflexiones meramente teóricas.

REDER apoya a las y los profesionales del SNS, tanto de administración como categorías sanitarias, que exponiéndose a sanciones continúan ejerciendo su trabajo atendiendo a toda la ciudadanía sin distinciones, obviando la existencia del RDL 16/2012.

Las personas y entidades miembro de la Red para la Denuncia de las Vulneraciones y Resistencias al RDL 16/2012 (REDER) no somos apolíticas, sino todo lo contrario: concebimos la buena política como una herramienta al servicio de la ciudadanía, y como tal, nos proponemos generar cauces de participación que articulen las acciones de identificación, denuncia y sensibilización en contra el RDL 16/2012.

La red la formamos integrantes de diversas tendencias políticas, sin embargo, como colectivo no nos adscribimos a ningún partido político ni movimiento concreto.

Asimismo, nos comprometemos que la elaboración de todos los informes y comunicaciones, construidos colectivamente por la Red, se sustenten en metodologías sólidas y transparentes.

Descárgate el Manifiesto completo aquí