banner reder 2

El Parlament de Catalunya aprueba la ley de universalización de la asistencia sanitaria pública

El 14 de junio, el Parlament de Catalunya aprobó la Llei d’Universalització de l’Assistència Sanitària, amb càrrec a fons públics, a través del Servei Català de la Salut, un nuevo desafío al RDL 16/2012 y a las situaciones de exclusión sanitaria que éste generó y un intento de recuperar la universalización del derecho a la asistencia sanitaria.


Desde la entrada en vigor del RDL 16/2012, el gobierno catalán ha llevado a cabo varios intentos por amortiguar sus efectos, a través de distintas normativas: la instrucción 10/2012 a la que siguió la instrucción 08/2015 y finalmente la recién aprobada ley de universalización de la asistencia sanitaria. Aunque cada una de ellas ha supuesto un avance respecto a las situaciones precedentes, ninguna ha conseguido revertir estos efectos completamente. Del mismo modo han demostrado ser insuficientes para garantizar una atención sanitaria plenamente universal, sin grietas jurídicas en las que quepan casos de exclusión. Durante este tiempo, ante la persistencia de situaciones de vulneración de derechos en embarazadas, niños/as menores de edad y facturación indebida e ilegal la atención a las urgencias, el Catsalut (Servicio Catalán de Salud) se ha visto forzado en varias ocasiones a elaborar documentos internos y resoluciones para recordar a sus proveedores sanitarios su obligación de proteger y asegurar los derechos en estas situaciones. Este hecho demuestra las insuficiencias de las normativas para hacer efectivo el derecho a la asistencia sanitaria.


Todos estos avances no habrían sido posibles sin el trabajo de denuncia y presión política y mediática que las entidades como Jo Sí Sanitat Universal ó Pasucat junto con la ciudadanía hemos llevado a cabo durante todo este tiempo. Dar visibilidad a estas situaciones de vulneración ha sido un elemento clave para generar una reacción, tanto en las administraciones públicas como en los partidos políticos, y crear los escenarios necesarios para reclamar los cambios jurídicos que finalmente han sido conseguidos.


Tal como expresamos en una nota de prensa, desde la Pasucat hacemos una valoración positiva de la nueva ley de universalización, ya que supone un nuevo avance hacia una sanidad pública universal. El principal logro de esta ley es consolidar la instrucción 08/2015, que amplía el derecho a la atención sanitaria de varios colectivos excluidos por el RDL 16/2012, y eliminar el tiempo mínimo de padrón (3 meses) que era necesario para obtener la tarjeta sanitaria. No obstante, lamentamos también que haya sido una oportunidad perdida para eliminar importantes barreras en el acceso, puesto que sigue sin garantizar la atención de las personas residentes en Catalunya sin acceso al padrón y en las situaciones de urgencia.


Las entidades y la ciudadanía seguiremos trabajando para conseguir una sanidad pública y realmente universal, denunciando la exclusión, acompañando a las personas excluidas y desobedeciendo para que sean atendidas.

 

parlament nova llei